Subida al Gros Piton

Dudamos si escalar el Petit o el Gros Piton, y nos decidimos por el último. Iniciamos el camino en Fons Gens Libre, el valle de la gente libre, un pequeño pueblo confundido con la selva, en el que viven 200 habitantes. Nuestra guía, Marda, es una gacela esbelta y atlética que remonta la empinada subida como si fuera un paseo. Tiene 20 años y la ha subido más de 300 veces. Ahora entendemos de donde salen los olímpicos de estas islas!

La subida, de 600 metros en vertical, nos lleva unas dos horas y atraviesa selva virgen, en un parque natural.

La subida nos dejó exhaustos, y tras una visita a las aguas sulfurosas volcánicas nos volvimos al barco a descansar. Nos hizo una visita Captain Bob y le invitamos a un arroz vegetariano al curry, como podéis ver abajo:

Bob nos cuenta su vida. Tiene las ideas muy claras, después de haber tenido cinco hijos de distintas mujeres con las que no se quiso casar, Bob quiere seguir siendo libre, y sueña con navegar en un velero. “Life starts at forty”. Bob está cansado, acaba de terminar la temporada alta. Y en cualquier caso nunca más quiere subir a los pitones, “son of a bitch of Petit Piton”.

¡Qué gente más auténtica que hay por estos lugares!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s