Finisterre

P1070989Hoy hemos puesto al barco y a nosotros mismos a prueba! Gradualmente se levanta una ola cada vez mayor por popa, de dos pasa a tres metros, de tres metros a cuatro. El viento sube de 25 a 35 nudos en pocas horas. Y la vertiginosa carrera del catamarán da comienzo.. Surfeamos las enormes crestas, a veces el barco se acelera tanto que todo él se pone a vibrar y parece querer sumergirse en el mar. A veces la ola nos tumba y el velero orza bruscamente, se queda parado hasta que una nueva ola lo vuelve a lanzar al vacío. Nosotros, incrédulos, seguimos cada movimiento del barco desde su interior. Horas y horas observando su vaivén y preguntándonos, dónde estarán los límites de este catamarán. Este desconocimiento nos hace vulnerables. P1080077
Se acerca Finisterre, y esta vez el Cabo hace honor a su nombre. Nos sentimos en el fin del mundo cuando sube el viento a 40 nudos y el mar se tiñe de blanco, una explanada de espuma humeante. Olas explotan contra cubierta y flotadores. Vemos en el GPS puntas de 17 nudos. Nos sentimos tensos y expectantes.¿Aguantará el multicasco? Pero también los temporales llegan a su fin, y una vez pasado el cabo amaina a 25 nudos. La tripulación se relaja y saborea su merecida cena a la luz del rayo del sol ya poniente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s