1er charter con FESTIVA

Finalmente.. buenas noticias! Empiezan nuestro trabajo haciendo charters con la empresa Festiva – aquí va el link por si os apetece venir a vernos ;-), http://www.festivasailingvacations.com

Llevábamos ya varias semanas sacándole brillo a nuestro Heritage, barnizando, pintando la cubierta, puliendo… También haciendo mucha vida de pantalán, saliendo a navegar con uno de nuestros vecino – propietario de un trimarán – viendo videos con otro vecino, Xavier, ..pero ya empezábamos a tener muchas ganas de cambiar de aires.
Paralelamente hemos estado tramitando nuestros permisos de trabajo, proceso complicado y costoso en estas islas. Pero los trámites y las gestiones por parte de la familia en casa han dado sus frutos: comienza nuestra primera semana de charter a bordo de Abilexis.
Se trata de un Lagoon 44, acondicionado para pasar una inolvidable semana de vacaciones a bordo. Nuestro sprimeros clientes son dos parejas de americanos y una pareja de canadienses, Cada uno ha reservado una cabina, no se conocen entre ellos, pero la química desde un principio es muy buena, y no pararán de reirse y tomar vino blanco alrededor de la mesa de nuestra enorme bañera.
Nuestra función como tripulación está clara: encargarnos de todo lo relacionado con su bienestar, es decir, llevarlos de isla en isla, enseñarles a navegar, bucear, snorkelear, pasearlos en dinghi… y COCINAR! Como Chef de abordo, ese trabajo me corresponde a mi. Pero tengo la gran suerte de que entre Jordi y yo nos distribuimos todos los trabajos, así que hacemos juntos las maniobras y juntos preparamos las sofisticadas cenas. Nos han dado un menú para los siete días, y tanto las comidas como las cenas son platos elaborados y suculentos. No hay duda, aquí vamos a aprender muchos trucos culinarios, y la manera de servir la comida de forma creativa.

Empiezan los días temprano para nosotros, antes de que se despierten los primeros invitados nosotros ya nos hemos refrescado en el mar, preparado el café y hemos puesto la mesa. Los desayunos suelen ser calientes, huevos en todas sus versiones, beicon frito, crepes, pancakes, French Toast con ron…
Con la cocina limpia y los estómagos de nuestros clientes satisfechos, emprendemos la travesía hacia alguna de estas increíbles playas. Nos proponen un itinerario que nosotros modificamos según sopla el viento.
En North Sound nos toca solucionar problemas técnicos.
Al querer acercarnos a un muelle para cargar agua, Jordi al timón pierde el gobierno del barco. Hay unos momentos de tensión, ya que no le responde uno de los motores y estamos rodeados de barcos fondeados. Soplan 20 nudos y el barco no puede mantener un rumbo fijo. Tiramos el ancla para evitar que el cata se dirija hacia las rocas, y finalmente conseguimos amarrarnos a una boya cercana. Al bucear nos damos cuenta de que hemos perdido la hélice de babor.

Hablamos con Festiva, y en menos de dos horas nos han traído y montado una nueva hélice. Mientras tanto, nuestros invitados cogen un taxi y se recorren la isla de Virgin Gorda hasta The Baths, así que de vuelta al barco comemos unos tacos enchilados e iniciamos la travesía hasta Anegada. La navegación es un placer, ya que los alisios soplan por el través y el catamarán hace una media de 10 nudos. Abilexis tiene el piloto automático estropeado, pero Bob – simpático canadiense con muchas ganas de aprender a navegar – se convierte en nuestro caña excepcional.
En Anegada tenemos la tarde libre, ya que hoy vamos a cenar langostas a un restaurante de la playa. A nuestro grupo de invitados les encanta bailar, así que en el bar de Potter acabamos la noche jugando al billar y bailando al son caribeño.

Tras una parada en Monkey Point y en Sandy Island, nos dirigimos a Jost Van Dyke. Allí iremos a cenar a una pizzería y nos reunimos con Joe y Renee, tripulación de otro de los catas de Festiva. Nos proponen irnos con ellos a las Bahamas a gestionar conjuntamente la base que la empresa tiene allá, pero decidimos quedarnos en las Vírgenes para estar cerca de nuestro Bruce Roberts.

Una muy intensa semana – que acaba con una suculenta propina – son prueba de que nos esperan unos meses de mucho trabajo, pero también de mucho placer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s