Esto ya se acaba…

… nos quedan dos últimos charters con Festiva y nos vamos rumbo a casa. Ya es hora, llevamos seis meses sin ver a la familia y tenemos ganas de pasar con ellos unas semanas!

Casualmente estos dos últimos charters son tranquilos y muy relajados. Nos visitan a bordo de Claire los Crim y su familia: hermana, prima y esposo, amiga íntima. Bill Crim es un fanático pescador, y viene con dos cañas de pescar y un paquete de arenques congelados que metemos en el congelador. La pesca será nuestra actividad diaria. Cada noche Mr Crim pesca por la borda, y sube a bordo pargos, jacks… hasta una enorme barracuda, que al final – después de una larga lucha alrededor del barco – logrará romper el hilo y escapar. Yo pesco por primera vez un enorme jurel, que liberamos después.También pescamos durante el día al curry, es una pena que solamente consigamos pescar barracudas, los dorados no dan señales de vida!

La semana transcurre tranquila, a nuestros invitados les gusta irse temprano a dormir y nosotros aprovechamos para cargar pilas después de estas últimas semanas de ajetreo.

La última semana la pasamos con los Kalar que celebran sus 40 años de casados con dos parejas amigas de Connecticut y Texas. También ellos insisten en que comamos y cenemos con ellos en la mesa. Los días transcurren divertidos: Genie – amante y observadora de pájaros – nos mantiene alegres con sus carcajadas y bromas. Y también nos mantiene ocupados: Cris le ayuda en su búsqueda de tesoros: se trata de un juego llamado Geocaching, en el cual se deben encontrar tesoros escondidos en las islas cuya ubicación está descrita en una página web. Así que escalamos montañas repletas de cactus, buceamos en cuevas o nos adentramos en arbustos… siempre acabamos con un tesoro entre las manos! También les encanta hacer snorkel y reconocer a los distintos peces, así que tanto Jordi como yo nos pasamos horas bajo el mar, despidiéndonos de nuestros ya tan familiares fondos submarinos. Jordi hace gala de sus conocimientos de barman y ofrece un abanico de cocktails: el Black & White Russian, el James Bond, Margaritas, Dry Martinies, Piña Coladas….Y mientras tanto le damos clases de español a Roger, que está enamorado de Barcelona.
La última cena es en el restaurante Pirate´s de The Bight, donde celebramos nuestra despedida y el principio de una nueva aventura.
Echaremos de menos este trabajo – no hemos tenido tiempo de cansarnos de él. Echaremos de menos estas islas, estas aguas, este estilo de vida! Ahora… a por el Mediterráneo!!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s