Fredi y familia a bordo!

Hoy se embarcan Fredi, Ines, Ivo y Noa! Disfrutaremos juntos de una visita al Fishmarket de Fethiye, ya que aquí a todos nos apasionan los mercados locales, y el de Fethiye es espectacular. Visitamos a nuestras ya habituales paradas, y llenamos el congelador de pulpo, lubinas, calamares, patas de cordero y otras delicias! Pasamos la primera noche en la marina, ya que han venido los mecánicos y están intentando arreglar el motor de babor, que desmontan hasta altas horas de la noche. Al día siguiente estamos listos para adentrarnos en la bahía de Fethiye navegando a vela. Súbitamente oímos un “crac” y se rompe el puño de amura del génova. North Sails nos recogerá la vela un par de días más tarde para repararla. Mientras tanto llegamos a Tersane, una bahía bonita pero con varios barcos amarrados a un muelle, así que decidimos quedarnos en la entrada. Nadar, descansar, hacer ski acuático… Pau va perfilando su estilo día a día con un nuevo wake board. La cena es exquisita: lubina a la sal – que ha quedado en su punto.
Nuestra próxima parada es el río Dalyan, a unas 25 millas. A motor avanzamos por tranquilas aguas hasta la desembocadura del río, y ya tenemos una barca esperando que nos llevará río arriba a admirar las ruinas de los Caunos. Sólo fondear empieza a crearse una gran ola por proa, y el barco sube y baja con ímpetu. Tras la comida inicia el proceso de desembarque, que con estas enormes olas se convierte en un proceso bastante complejo. Intentamos refondear en un sitio más tranquilo, pero finalmente nos decidimos por bajar el dinghi y trasladar así al grupo hasta la barca. Mientras Jordi y Cris llevan al Unama hasta un fondeo más tranquilo – delante del pueblo de Eklichic, niños y adultos suben el río pasando por verdes cañizales y visitando antiguas ruinas. ¡Una excursión que vale la pena!
Hoy nos espera otra cena de primera: calamares a la cebolla, y de segundo una fideua con calamares.
A la mañana siguiente nos pasan a buscar el génova roto desde Marmaris. Nosotros – después de hacer ski acuático – volvemos a motor de nuevo a la bahía de Fethiye. Un cocktail en cubierta al atardecer contribuye al mágico momento de la entrada en la bahía: el sol se está poniendo, y una increible, casi mística belleza nos rodea. Pinos y montañas enmarcan un espejo de mar plateado. Algunas goletas turcas asoman sus erectas proas de pequeñas y escondidas calas. Llegamos hasta Seagull Bay y de nuevo nos impacta su belleza. Esta noche hemos reservado mesa en el “restaurante” de Ahmed. A las 9h ya está la solitaria mesa montada debajo de un olivo, somos los únicos cenando hoy aquí. Ahmed nos trae una lubina al horno con patatas, bonito y pollo para los niños. Las botellas de vino las traemos del Unama. Una velada especial en un lugar muy excepcional.
Decidimos quedarnos todo el día siguiente en este bonito rincón, y se desencadenan varias excursiones: a la playita del otro lado de la colina, a la cima de la montaña, entre pinedas y laderas. La cena vuelve a ser deliciosa: dos patas de cordero a la menta preparadas por Ines. Hace un intenso calor y no corre ninguna brisa, así que la mayoría de nosotros decide dormir en cubierta o en la red de proa.
La próxima parada es la bahía de Küçük Kuyruk. La tenemos toda para nosotros, hasta que se mete en calzador una enorme goleta. No obstante, la naturaleza aquí también es espectacular. Con el kajak recorremos la rocosa costa, también atractiva para snorkelear. Celebramos el cumpleaños de Fredi con un arroz de pescado. Sigue haciendo un increible calor… y ya se ha institucionalizado el chapuzón refrescante antes de ir a dormir.
Como última bahía paramos en una rocosa pared a 30 minutos de Fethiye. La cadena del ancla cae en vertical hasta 50 metros paralela a la pared de la montaña. Increible! La maniobra de atraque por popa resulta accidentada: sólo a la tercera conseguimos fijar el cabo a una roca. Para comer un delicioso pulpo. Más tarde, al recoger el ancla, nos llevamos con él una red de pescador, que conseguimos soltar sin dañar.
Es l’hora dels adeus. Han sido dos intensivas semanas, nos hemos divertido, comido como cosacos.. y ampliado nuestro libro de recetas del Unama!! 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s