Carloforte – Barcelona

Llevamos casi una semana en la isla, pero se acerca el día de zarpar. El miercoles por la noche Marcos nos prepara una copiosa cena – sepia amb mandonguilles – y brindamos con el cava que nos dejaron Christine y Bjorn a bordo para celebrar la vuelta al mundo completada del Mischief. Hace muchos años navegó con su anterior armador suizo desde Menorca hasta Nueva Zelanda, donde fue vendido a la pareja australiana. Ahora está a punto de volver a su lugar de partida. A la mañana siguiente nos reunimos con Lluis – el experto navegante solitario – en el Napoleone para tomarnos el último “marroquino” y comprobar por última vez el parte. El Zarka y Mischief zarparán hacia las 13h, el primero rumbo a Menorca, nosotros rumbo a Barcelona.
Un último paseo por el pueblo, y con un enorme pan italiano volvemos al barco, estibamos todos los cachibaches y lanzamos amarras. ¡Adiós Carloforte, sin duda volveremos a vernos!
La mar está revuelta y avanzamos a motor, por ahora ni rastro de viento. Una fuerte “marota” – como dice Lluis – de proa hacen lento el amarinaje. Estamos en constante contacto con él a través de la radio. Ya durante la tarde empieza a subir el viento, se trata de un siroco de fuerza 4 a 5. Trae consigo unas enormes olas que por suerte nos alcanzan por la popa. Ponemos dos rizos en la mayor y también enrollamos el génova atangonado, avanzamos con orejas de burro. La navegación es incómoda, ya que estamos a merced de esta gruesa mar que zarandea incansable al Mischief de un lado a otro.
Una cansada primera noche, para todos menos para Gina, que tiene una especial facilidad en dormirse en las más arduas condiciones. La cama sube, baja, salta, gira.. pero ella continua apaciblemente dormida. La mañana se despierta encapotada, las olas han ido creciendo durante la noche, y tenemos la sensación de estar rodeados de oleaje atlántico. El viento sube a 30 nudos reales que se mantendrán durante gran parte del día. Una buena prueba para el Mischief. Volvemos a constatar que se trata de un gran barco, recio y seguro pero al mismo tiempo ágil y rápido. Avanzamos a una media de siete nudos, con puntas de hasta 10 nudos, con tres rizos en la mayor. Si puede con el Mediterráneo, tiene “madera” para atravesar todo tipo de mares ;-)!!

Segunda noche: sentada en el cockpit rodeada de estrellas y con 360º de horizonte para mi sola.. No estaba previsto que hiciese guardias (tengo asignadas 24 horas diarias de guardia con Gina), pero ni Jordi ni Marcos han podido pegar ojo desde ayer por la mañana, y yo estoy descansada. Ha bajado algo el viento, ya sopla del este, pero se mantiene la marejada. Que buena sensación la de volver a estar navegando de noche. Con Gina a bordo ya me he dado cuenta que no me puedo dedicar como quisiera al barco, ni a las maniobras ni a la navegación. La pequeña grumete es muy absorbente. Se siente a gusto rodeada de paredes que se mueven, cosas que se caen, vientos racheados… Se lo mira todo con mucha atención, es curiosa por naturaleza y como ave rapaz no pierde detalle de lo que la rodea. No he detectado en ella todavía ni el más pequeño signo de inseguridad o miedo, pero quiere que estemos siempre cerca de ella. Cuando la saco a cubierta – si hacemos rizos o maniobramos– es feliz. Le gusta mirar el mar, y se la ve a gusto rodeada de él.
Gina ya tiene curriculum náutico: 700 millas por popa y una xalocada descomunal. Quizás sea la que más haya disfrutado de la travesía. El Mischief es un barco seguro y rapido queha recorrido  370 millas en 53 horas.

Anuncios

3 pensamientos en “Carloforte – Barcelona

  1. Gracias por la travesura!!!!
    Queridos Jordi, Cris, Gina y Mischief:
    Gracias por la experiencia de haber navegado junto a vosotros, compartir esos momentos tan intensos durante la travesía y en nuestra escala en Carloforte.
    Han pasado solo un par de días desde que llegamos a Badalona y todavía no me sitúo en tierra, todo se me mueve!! sin duda es porque añoro esos días tan maravillosos. Mi cabeza sigue navegando y no paran de llegarme flashes. La salida de Malta al atardecer, la primeras guardias con el intenso tráfico en el canal entre Sicilia y Túnez (gracias AIS). La sensación de apagar el motor y navegar a vela….poner rizos, ajustar la maniobra a las exigencias del momento.
    El dia previo a la llegada a Carloforte fue muy tranquilo y tuvimos buen tiempo, aprecen los primeros delfines para Gina!!! Peces luna y mar en calma, el escenario ideal para una buena comida preparada por Jordi (Espaghetis con coliflor, ensalada de tomate y mozzarela y buen vino tinto…uauu!!!). Tras una tarde de sobremesa y siesta reponedora llega la segunda noche de navegación cargada de estrellas y de una luna incríble.
    La estancia en Carloforte estuvo llena de experiencias…Italia siempre es divertida!!! El encuentro con nuestro amigo Luca (como en una película) nos adelanta una serie de acontecimientos que se sucederán a lo largo de los siguientes 6 dias. La Comandante de la Guardia Costera con su caracter reservado y sus cambios de vestuario hace que nos distraigamos. Conocemos a Lluis, un navegante solitario de los de la vieja escuela (viva los dátiles). La camemrera Terry del concurrido bar Napoleone no para de acerle cariños a Gina, realmente esta chica quiere ser madre!!!! y su marido no sabe donde esconderse…La Juventus gana el Sccudeto y el pueblo se vuelve loco. No dejamos de consultar la meteo, a ver si pasa el dichoso Mistral!!!
    Vamos a fondear una noche a la piagga Lucaise, una cala increíble!! estamos solos!!!!!
    Cocinamos en el barco, paseamos, compras, turismo, conversamos con la gente del pueblo…hacemos que nuestra escala se convierta en unas pequeñas vacaciones.
    Por fin el jueves salimos rumbo a Barcelona con prevision de Sirocco de 15-20 nudos. La noche fue movida ya que cambiamos velas varias veces, el dia fua aun mas movido ya que subió el viento y el mar. Seguimos en comunicación con nuestro amigo Lluis a bordo del Zarka comentando las condiciones y posiciones. Durante estos 2 dias se pone a prueba el Mischief y la verdad es que responde muy bien ya que las condiciones son durillas (maldito Xaloc!!!). Cuando dejamos Menorca por la aleta ya empieza a mejorar algo el tiempo y hace que nuestra llegada sea algo menos movida, incluso sale un poco el sol y navegamos a vela fantásticamente.
    Gracias de nuevo y espero volver a navegar muchas mas veces con vosotros
    Marcos Rodenas.

    • Marcos!!!
      Gracies a tu per la teva ajuda i el teu bon rotllet… Han sigut uns dies molt divertits… Repetim ben aviat!! Tu solament avisa quan tinguis un forat a l agenda!! T esperem al mischi, amb o sense marota ;-)!!

  2. Marquillos sempre portant bon rotllet 🙂
    Quina entrada mes xula i que bona pinta que te el Mischief en acción.
    I la Gina promete navegant! quina passada. Ole Gina
    petonets i fins aviat

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s