Salvador de Bahía

Descendemos del avión y nos golpea una masa de aire agobiantemente caliente: bienvenidos a Salvador de Bahía. Tiene varias ventajas viajar sola con un bebe; hemos estado las 9 horas de vuelo ocupando cuatro asientos vacíos en el centro del avión, que le han permitido a Gina moverse y brincar a sus anchas, y en el control de pasaportes en Salvador nos hemos podido saltar una cola de unas 250 personas. Así pasamos primeras el control de aduanas, yo algo nerviosa ya que mi segunda enorme maleta contiene un nuevo génova para el Mischief.

Pero a estas horas de la noche el aduanero ni se digna a levantar la mirada, así que los próximos ojos con los que nos encontramos son los de Jordi, que está esperando en el aeropuerto. Tras quitarnos las cuatro capas de ropa ya sudorosa que traíamos desde la fría Barcelona, nos montamos en un taxi que nos lleva a la marina Terminal Náutico, donde está amarrado nuestro barco.

Nunca nos habíamos adaptado tan rápido a las 4 horas de diferencia horaria que tiene Brasil, que se acoplan perfectamente al horario que hacemos a bordo: coincide nuestro despertar con la salida del sol a las 5h de la mañana, y nos vamos a dormir a las 21h,  tres horas después de que lo haga el sol.

Imprescindible levantarse con Lorenzo, que una vez arriba empieza a hornear el barco sin piedad. Quizás lo más duro estos primeros días va a ser el adaptarnos a estas altas temperaturas, sobre todo viniendo de un gélido invierno en Barcelona. Corremos de sombra en sombra, saltamos por la popa al mar cada hora – aunque no invite a ello el agua dentro de la marina. Todo para evitar que a Gina le suba demasiado la temperatura corporal. Pero no podemos evitar que le salga una erupción de granitos por todo el cuerpo, que no empezarán a desaparecer hasta pasada una semana. Temiendo una varicela o similar, acabaremos corriendo al hospital, pero allí nos confirman lo que ya presentíamos: Gina no está acostumbrada a tanto calor, y con tanta sudoración se le obturan los poros de la piel.

La tripu del Mischief lleva ya cuatro días visitando la ciudad, Yésica y Joy están a punto de volver a casa, la primera en bus rumbo a Argentina, la segunda en avión de vuelta a Europa. Nos da tiempo a visitar con Joy la zona de Barra, barrio que recorre la costa de Salvador hacia el sur, lleno de playas, restaurantes y bares. Gina queda fascinada con su primer baño en el Atlántico, …. no dejarán de cesar las visitas a las playas a partir de ahora!! En un enorme y lujoso centro comercial con aire acondicionado nos pasamos un buen rato a la fresca, allí empezamos a darnos cuenta de que Brasil es un país caro, cuyos precios se asemejan más a los europeos que a los sudamericanos.

Nuestra marina se encuentra justo enfrente del elevador Lacerda, un ascensor  que fue construido a mediados del siglo XIX para unir la Cidade Baixa con la Cidade Alta, es decir, el Pelourinho. Se trata del barrio colonial más antiguo de la ciudad, con sus callejuelas adoquinadas, sus casitas de colores, sus plazas y sus más de 200 iglesias.

En el siglo XV los colonizadores portugueses vendían en las plazas de este histórico barrio a los miles de esclavos (3,5 millones en todo el estado de Bahía) que traían desde el otro lado del Atlántico para trabajar en sus plantaciones de caña de azúcar y de tabaco.  Andando por sus calles se percibe con fuerza la cultura afro-brasileña: no hay otro país donde los descendientes de esos esclavos africanos hayan mantenido el legado africano tan vivo: su comida, sus ceremonias como el candomblé, la capoeira y su música son prueba de ello.

Pero a nosotros no nos va a dar tiempo ahora de conocer los intringüilis de esta ciudad; ya habrá tiempo más tarde de conocer con calma Salvador de Bahía. Tenemos ahora ganas de naturaleza, de que la brisa marina nos refresque y de empezar nuestra vida de crucerista, así que pronto nos adentramos en la gran Bahía de Todos Os Santos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s