Morro de Sao Paulo

Cuatro días más en Salvador haciendo compras y preparando el barco.. y van in crescendo las ganas que tenemos de zarpar hacia el sur, en dirección a Río de Janeiro, para conocer in situ la atractiva costa de Bahía. Antes de zarpar pasa por el barco a visitarnos Cocúa, navegante solitario originario de Alicante con ya más de una vuelta al mundo a sus espaldas y que esta vez se dirige a la Antártida. Jordi coincidió con él en la rueda de navegantes de Rafael del Castillo durante la travesía atlántica, y ahora vamos a compartir un pequeño pedazo de la ruta, aunque él se dirige directamente a Camamú, mientras que nosotros decidimos hacer una parada en Morro de Sao Paulo.

Considerada una de las zonas más turísticas de este estado, nos impacta la vibrante naturaleza de este lugar con tres colinas cubiertas de espesa jungla tropical, a sus pies cuatro playas blancas llenas de cocoteros .. y de innumerables restaurantes y bares. Nos encontramos en la punta norte de la isla de Tinharé, y entramos por el Canal de Taperoá hasta el tranquilo y ausente pueblo de Gamboa, frente al que fondeamos. La manera de visitar el Morro es cogiendo desde aquí un rústico ferry que te deja en el muelle delante del turístico pueblo, cuyo acceso cuesta 15 reales por persona.

Nosotros el primer día decidimos acceder al pueblo andando siguiendo la costa, y a las 6h de la mañana con marea baja recorremos el camino salpicado de rocas rojizas (el barro tiene propiedades curativas), de pequeñas calitas cubiertas de selva tropical con las ramas de los árboles rozando la superficie del mar, escondidas en medio de la espesa jungla bonitas pousadas, casi todas propiedad de europeos.

En Morro nos encontramos con tiendas de ropa, de souvenirs, restaurantes y posadas que se alinean a lo largo de estas calles empedradas donde no están permitidos los coches. No habíamos visto nada igual hasta ahora en Brasil. Gina disfruta como siempre en la playa, en un restaurante cubierto de palmeras y rodeado de arena jugará con cocos como si fuesen pelotas.. aquí montamos nuestra base ya que tienen wifi y podemos comunicarnos con familia y amigos tomando unas caipirinhas y en bañador. Compartimos una comida con las parejas de cruceristas austriacos y suecos que también han fondeado a nuestro lado en Gamboa. Se han convertido ya en compañeros de viaje..

Tras volver a casa en ferry queda confirmado que no estamos en buen fondeo: innumerables barcas y motoras pasan rozando nuestro velero, que además se ve zarandeado por la fuerte corriente saliente y entrante del canal, y Mischief se balancea como si de una cuna se tratara.

El segundo día lo pasamos tranquilamente en Gamboa, se pasa la mañana entera lloviendo a raudales, entre chaparrón y chaparrón visitamos el restaurante de Bruno, francés que ha venido al Brasil a montar un negocio, y entre charlas y comida – un tradicional plato de carne ahumada – van transcurriendo las horas. Gina atrae a un grupo de niños en la playa, que pasa de brazos en brazos como una peonza. Ha empezado a patalear en el agua, y aunque no tiene fuerza para mantenerse a flote, creo que va dándose cuenta lentamente de lo imprescindible que es saber nadar en este tipo de vida.

Está poniéndose fuerte, tanto andar por la playa y haciendo equilibrios en la cubierta del Mischief. Ya ha aprendido a bajar sola de camas y sofás, y se está convirtiendo en una escaladora nata, hasta ha conseguido levantar la pierna hasta subirse en el segundo peldaño de las verticales escaleras de salida al cockpit – para evitar justamente esto Jordi cubrió hace ya tiempo el primer escalón con un cartón. A bordo no quedan ya rincones donde no se haya metido o desniveles donde no haya subido. Mientras comemos recorre corriendo el banco de la bañera de un lado a otro sin darse un respiro – hazaña difícil con el constante balanceo del barco. Fascinante ver como aumenta su agilidad día a día!

Anuncios

Un pensamiento en “Morro de Sao Paulo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s