Venezuela intocable

Emotivo reencuentro en el aeropuerto de Port of Spain, nosotras cargadas con dos enormes y pesadas maletas que contienen un kajak una de ellas, y mucho jamón, lomo ibérico y turrones la otra, que nos ayudarán a pasar las Navidades lejos de nuestra ciudad natal.

El contraste de temperaturas viniendo de una ya gélida Barcelona no es tan apabullante como en anteriores veces, no hay lugar más ideal que el Caribe en invierno: caluroso pero agradable y seco. Eso no quita que como una cebolla vayamos quitándole la ropa a Gina en el taxi que nos lleva a Chaguaramas, y ya entrada la noche nos reunimos por fin con nuestro Mischief, que Jordi ha dejado preparado para zarpar.

Gina hace ya más de dos meses que dejó atrás su hogar flotante – largo periodo para una niña de dos años -, pero sin dudarlo ni un momento se avalanza sobre el arcón de sus juguetes y recorre el barco de proa a popa, como asegurándose de que todo sigue allí donde lo dejó.

No hay tiempo que perder en este lugar de astilleros: al día siguiente hacemos el check-out en aduanas e inmigración, le compramos una sillita para comer a Gina – la antigua le ha quedado pequeña – y zarpamos por la tarde rumbo a Grenada.

Esta isla a unas 80 millas al norte de Trinidad será el punto de partida de nuestra ruta al oeste, con el objetivo final de llegar a San Blas en Panamá. En otras circunstancias nos podríamos haber ahorrado esta ceñida hacia el norte para recorrer la costa de Venezuela directamente, pero en los tiempos que corren las aguas venezolanas son poco recomendables para los cruceristas. En poco tiempo han sido atacados por pescadores venezolanos cinco veleros que zarpaban de Trinidad rumbo a este país, y se habla de inseguridad hasta en Los Roques, paradisíaco archipiélago que recorrimos durante varios meses hace ya algunos años.

Para nosotros esta costa venezolana fue de lo más bonito que vimos cuando recorrimos el Caribe por primera vez, y nos entristece pensar que sus gentes están sufriendo una situación insostenible, donde en algunos casos desesperantes la delincuencia es la salida más fácil.

Esta primera travesía es muy incómoda, con 20 nudos de proa y una mar muy alterada. Nuestra prioridad es que Gina no empiece la temporada con un mal sabor de boca, pero esta pequeña Moitissier duerme a pierna suelta toda la noche, y pasa las restantes cinco horas de la mañana sentada en la bañera jugando y observando el mar mientras las olas atlánticas chocan estrepitosamente contra nuestro cockpit. La llegada a Prickley Bay sorteando los arrecifes de la entrada es bajo una lluvia torrencial y 25 nudos de viento, con Gina dormida en el suelo de la bañera con una toalla encima intentando protegerla del diluvio.

Cansados por no haber pegado ojo en toda la noche, decidimos pasar dos días en esta preciosa bahía para recuperar fuerzas antes de continuar hacia el oeste. En la Marina de Prickley Bay tenemos la oportunidad de hablar por skype largamente con Dani, hermano de Cristina, que con su familia se han embarcado en una fantástica aventura: junto a su mujer Genie y sus cuatro hijos, han tomado la valiente decisión de dejar atrás sus acomodadas vidas urbanas para convertirse en habitantes del mar.

Toda la familia se ha mudado a San Diego, donde se han comprado el catamarán que los llevará a conocer a fondo las islas del Pacífico durante los próximos dos años. Dani nos cuenta cómo avanzan los preparativos del barco, en el que todavía tiene varias semanas de trabajo antes de iniciar el descenso al Mar de Cortés.

Y antes de la puesta de sol llega el momento de abordar las 1000 millas que nos separan a nosotros de nuestro destino final: Panamá. Las condiciones son óptimas: unos alisios de 15 nudos portantes, con toda la mar y corriente atlánticas a nuestro favor. Con el génova atangonado nos pasamos los próximos tres días avanzando a una media de entre 6 y 7 nudos. Decidimos reducir trapo para aminorar algo la marcha de nuestro Mischief y así llegar a plena la luz del día a Curaçao, donde haremos la primera parada antes de intentar el salto a uno de los cabos más temidos en el Caribe: el Cabo Vela.

La península de la Guajira y especialmente el Cabo Vela de Colombia tiene las condiciones climáticas más duras del Caribe, esta ruta está señalada como una de las cinco peores del mundo. Al descender la cordillera de los Andes justo en esta costa, los en invierno usuales 25 nudos de los alisios pueden llegar a convertirse aquí en 40 o 50 nudos. También colisionan en esta zona corrientes opuestas, lo que provoca unas condiciones marítimas muy extremas.

Así que nuestra intención es esperar en esta isla de la Antillas Holandesas a que aparezca la “ventana” apropiada para evitar encontrarnos con las duras condiciones de las que hablan tantos navegantes que han transitado esta costa.

Mientras tanto vamos dejando por babor y a una distancia prudencial todas aquellas islas venezolanas en las que hubiésemos querido hacer una parada: Blanquilla, Isla Tortuga, Los Roques, Las Aves de Barlovento y Sotavento… quedarán allí para tiempos mejores. Navegando de noche con las luces apagadas por seguridad, pero conscientes de que nos encontramos a demasiadas millas de la costa para que ningún pescador nos pueda abordar en el camino, dejamos atrás las para nosotros más bonitas islas del Caribe…..

Anuncios

Un pensamiento en “Venezuela intocable

  1. Buen viaje hacia Panama! Cuando tienen fechas para la llegada a Panama avisenme para que les promuevo con amigos.

    Venezuela es un pais muy deficial en los ultimos 5 anos. Me fue por trabajo solo 1 vez … y es terrible. Inseguro.

    Buen iniicio de viaje.

    Saludos

    Oliver

    __________________________________

    Oliver Heldt Simon

    La Paz, Baja California Sur, Mexico

    Cel. : +52 1 612 141 63 68

    Skype : condesaoli

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s