La pipa de la paz

De nuevo fondeados en Green Island, esta vez al lado del Tuvalú del Garraf con Imma y Hans a bordo. Ya hemos compartido una excursión al río Azúcar caminando durante dos horas entre la jungla hasta una cascada, y las comidas en uno o en el otro barco ya son cotidianas. En la playa está Uagi, siempre ansioso por jugar con Gina. Para ella toda una inspiración, ya que de tanto verlo nadar y bucear también está empezando a hacerlo.

Es época de lluvias, sin clientes, sin charters, sin trabajo… el momento idóneo para lanzarnos a la ruta del descubrimiento y dirigirnos hacia el este, para conocer el Kuna Yala menos transitado, para visitar las islas más apartadas y las comunidades kuna más auténticas.

Junto al Tuvalú levamos ancla y navegamos hacia isla Río Tigre. Allí nos recibe la familia de Emanuel, que celebró con nosotros el cumpleaños de Gina en Coco Bandero, y que nos guía por el pueblo. Visitamos la escuela, donde los niños están ensayando unas danzas tradicionales, y los establos de cerdos que nutrirán a la comunidad. En esta isla hubo hace 15 años un aeropuerto, hasta que un día un avión atropelló a una niña que cruzaba la pista en el momento de aterrizar. Y tal como sucede en Kuna Yala – también a causa de un accidente de submarinismo en el cual murieron varios kunas prohibieron la inmersión en sus aguas – en lugar de incrementar la seguridad se decidió cerrar el aeropuerto.

El viaje continúa, y después de una agotadora noche fondeados junto a la por nosotros llamada “Isla Rock&Roll” – así danzan de un lado al otro nuestros respectivos barcos – entramos en la enorme y espectacular bahía de Playón Chico, plagada de islas y rodeada de montañas y frondosa selva tropical. El paisaje nos recuerda a Brasil. Por doquier navegan ulus de pescadores, muchos de ellos con niños pequeños a bordo. Al acercarse a nuestro barco nos percatamos de que hablan muy poco español, y que son kunas mucho más tradicionales que los kunas que nosotros conocemos. Les compramos aguacates y riquísimos mangos. Un pescador nos ofrece emocionado un enorme pargo rojo que ha conseguido pescar a más de 20 brazas de profundidad. Invoca y da gracias a Dios por haberle iluminado. Y nos habla por primera vez de la Pipa de la Paz.

Desde hace algún tiempo parece que la mala suerte está acechando la comunidad de Playón Chico. Se han quemado más de 40 casas en un incendio, últimamente han muerto varias personas de la isla, y lo peor, parece ser que varias decenas de niñas actúan como si estuviesen poseídas por el diablo. Así que sin previo aviso el Saila ha convocado una semana de purificación, en la que cada día de 5h de la tarde hasta las 5h de la madrugada todos los hombres del pueblo se reúnen en el congreso para fumar la pipa de la paz, medida drástica que no se implantaba desde el año 52. El objetivo es generar el suficiente humo para que el chamán pueda visualizar a los espíritus malignos y de esta manera ahuyentarlos, impulsándolos al centro de la tierra para que desaparezcan. Durante esta semana los hombres y las mujeres no podrán

Nosotros llegamos a la bahía justo el último día de la fumada en pipa general, todo está cerrado, incluido el aeropuerto y el pequeño hotel Yangun Lodge ubicado en una de las islas cercanas. No nos es permitido acercarnos al pueblo hasta después del día de descanso implantado. Nosotros decidimos hacer nuestro propio día de descanso personal comiendo a bordo del Tuvalú una deliciosa paella preparada por Jordi. Fantástica velada, que acaba con la visita de Tomas, indio kuna que ha vivido 10 años en Panama City y que habla perfectamente el castellano, y Arkin – kuna pescador al que nos cuesta un poco más entender – pero que nos trae unas pequeñas estatuillas sagradas talladas en madera, los “nuchus”, que actúan como unión entre el mundo físico y el mundo espiritual de los kunas. Pasaremos el resto de la tarde aprendiendo todo sobre las tradiciones y creencias kunas, ya que Tomas es un excelente orador y transmisor de su cultura.

Nos habla de la importancia de la hamaca en Kuna Yala, que además de utilizarse para dormir, es pieza clave en todas las ceremonias importantes. En el día de la boda la unión entre hombre y mujer se celebra simbólicamente encima de la hamaca, delante de todo el pueblo y con seis hombres columpiando a la pareja. En los funerales se coloca al difunto encima de una hamaca y durante más de veinticuatro horas el chamán – “Nele” – cantará canciones en una lengua secreta estirado debajo del cuerpo inerte, para así facilitarle el camino al más allá. En un agujero de tres metros de profundidad se clavarán dos postes que han de sustentar la hamaca donde descansará el muerto eternamente, junto a los cachivaches personales que ha utilizado a lo largo de su vida.

Al día siguiente nos es permitido poner pie en Playón Chico, y no hay vestigios de malos espíritus ni de niñas enloquecidas. Solamente caras sonrientes y niños jugando en las plazas. ¿será gracias a la pipa de la paz?

Anuncios

3 pensamientos en “La pipa de la paz

  1. Que chulo lo de los kunas y sus creencias. Creía que para ver algo así te tenias que tirar en paracaídas en el medio del Amazonas… Estamos ahora en el Neptunes de Anegada, os trae recuerdos?

  2. Hola familia!!!! Hoy pensé en ustedes y me dieron ganas de darme una vuelta por el blog! Joder, si que han recorrido!
    Gina está hermosa y súper grande!
    Yo sigo por Argentina, pronto se cumplirá un año de mi vuelta desde el Caribe… al parecer me estoy readaptando! jejeje bueno…. o algo así.
    Me alegro mucho de verlos bien! Si por esas casualidades, el próximo verano austral los trae por estos pagos, me ofrezco de guía turística!
    Besos!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s